LOS AÑOS DE

LA FERTILIDAD

FERTILIDAD

Nos basamos en ese concepto biológico y lo trasladamos de forma poética al plano vital y filosófico. Un ser humano es fértil cuando puede dar vida. Cuando sus capacidades están en el punto óptimo para aportar lo mejor que tenía a su mundo. Si no lo hace entonces, no lo hará nunca. No alcanzará la mejor versión de sí mismo, aceptará la vida que se impuso. ¿Cómo se viven esos años que marcarán el resto de la vida? ¿Qué gesto político implica la decisión de procrear? ¿Es un hijo lo mejor que un ser humano puede darle al mundo?

Los años de la fertilidad se estreno en

Naves Matadero [Centro internacional de Artes Vivas]

el 10 de enero de 2019 en Madrid.

Dirección y textos Emilio Rivas 

Creación La ofrenda

En escena Diego Bagnera, Ana Petite, Emilio Rivas, Mikel Flores Sancho/Clara Munilla Padilla

Dirección técnica Roberto Baldinelli

Producción ejecutiva Ángela Santos Fernández

Asistencia sonido/vídeo David Tiedra Figura

Coproducción Emilio Rivas / La ofrenda y Naves Matadero - Centro Internacional de Artes Vivas

No hago la obra de teatro que quiero hacer, hago la obra de teatro que más afecta al mundo. La supervivencia vendrá de remover la existencia del hombre en el mundo, no de impresionar a unos espectadores con un arte de alto nivel. No me interesa el teatro, me interesa, en la medida de mis posibilidades, afectar al mundo, porque nos morimos, porque se acaba y soy un ser sencillo con un natural espíritu de supervivencia.

Esto lo digo porque una historia de teatro bien ejecutada, con zonas brillantes y una comprensión relativamente accesible es algo que se ubica en un cajón de la mente de manera que ahí se queda y nada más. Sin embargo, si te doy algo que no sabes dónde guardar, que quema y es corrosivo… te meto en un problema mayor, y con suerte saldrás de él con una determinación mayor, con un espíritu de acción mayor. Porque lo otro es cómodo y la comodidad es lo que está matándonos. Ver que nos morimos pudiendo tomar unas cañas nos mata porque nos decimos que “la vida son dos días” y entonces nos entregamos. Hay que activar una alerta, o al menos una incomodidad para llegar a otra cosa. No sé si esa otra cosa es buena o positiva pero la cosa presente no tiene futuro. Unas imágenes profundas, extrañadas, apocalípticas y violentas… te debes preguntar: ¿de dónde viene esto? ¿Qué significa una sociedad de la que salen estas imágenes? ¿Qué significa un humano echándole en cara a otros que se reproduzcan? ¿Qué significa un hijo echándole en cara a un padre el haberle hecho aparecer en el mundo?

Emilio Rivas 

 

[Anotación en un cuaderno del proyecto Los años de la fertilidad]

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_1114